¿Por Qué el Papel Higiénico es Blanco?


¿Por Qué el Papel Higiénico es Blanco? - Freepik.com

Aunque siempre ha sido un artículo esencial para el baño, no es habitual que pensemos en algunas de las curiosidades y preguntas más obvias que pueden asaltarnos a la hora de pensar en este producto. ¿Alguna vez te has preguntado por qué el papel higiénico es normalmente blanco? ¿Por qué es más común que se venda en este color?

Cómo se hace el papel higiénico

Lo primero que hay que entender es cómo se hace el papel higiénico. El papel de baño se hace con fibras de celulosa que provienen directamente de los árboles o de papel reciclado. Las fibras se mezclan con agua para hacer pulpa de papel.

La creación de papel higiénico tiene dos partes básicas: la fabricación del papel en bruto y su conversión en el producto final que se compra en la tienda. El papel crudo comienza como pulpa de madera como cualquier otro tipo de papel. Las marcas blanquean la pulpa de madera con peróxido de hidrógeno o cloro para hacerla más blanca.

Este proceso de blanqueo es algo más que una cuestión estética: elimina una sustancia llamada lignina que está presente en la madera y que le confiere su rigidez característica. De esta manera el papel se vuelve más maleable y menos rígido consiguiendo así una mayor suavidad.

Entonces, ¿por qué es blanco?

Las fibras de celulosa son naturalmente blancas. Sin embargo, la lignina, el pegamento que las mantiene unidas, es de color marrón. Cuando la pulpa es tratada con ciertas sustancias químicas como la lejía, desaparece el color.

Así que no es necesariamente sólo el proceso, sino también la materia prima que hace que el papel higiénico sea blanco. Además, el papel de baño hecho de papel reciclado se hace principalmente a partir de residuos de oficina o papel de impresora, que ya es blanco también.

Aunque la pulpa virgen blanqueada produce las fibras más blandas para hacer papel de seda o tisú (el mismo que es usado para pañuelos, papel de cocina y servilletas), las fibras sin blanquear y recicladas también pueden hacer papel tisú de alta calidad. Así que el color blanco del papel higiénico es una decisión más convencional que funcional, ya que el papel de baño no tiene que ser necesariamente blanco para ser suave y absorbente.

Por tanto, el color además de ser un resultado secundario de tratar la pulpa de papel, es también una cuestión psicológica. El blanco es un color asociado a la limpieza y a la pureza, ambas características que los fabricantes quieren que el consumidor asocie con su producto. Un artículo que además, tiene un uso principalmente higiénico.

¿Hay otros colores de papel higiénico?

Aunque el papel higiénico blanco como este es el habitual en gran parte de los países que lo usan, el papel de baño de color estuvo de moda en el pasado. En la década de 1.950, la gente incluso conjuntaba su papel higiénico con la gama de colores de su baño.

Sin embargo, esta tendencia se redujo gracias a la preocupación por la seguridad de los tintes pastel para la piel y el medio ambiente. Además, el papel higiénico de color aumenta el costo de fabricación de los rollos. La mayoría del papel de baño que se vende en todo el mundo es blanco debido a la preferencia de los consumidores. Pero en lugares como Sudamérica y Europa, el papel sanitario también está disponible en una amplia gama de colores, incluido el negro.

Además del blanco, los colores más comunes para el papel higiénico son: el rosa, el melocotón y el amarillo.

Si te han gustado estos artículos, tal vez puedan interesarte:

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest