Joseph Gayetty - Inventor del Papel Higiénico


Joseph Gayetty - Inventor del Papel Higiénico

Aunque el primer uso de papel higiénico reportado en el mundo data del siglo VI d.C. en China, hoy en día se atribuye su invención a Joseph Gayetty. Uno de los inventores clave que logró iniciar la era del uso generalizado de este accesorio de baño.

La primera mención del papel higiénico fue encontrada en escritos chinos del siglo V, y durante el siglo XIV, llegaron comenzar con la producción en masa de dicho papel en cantidades de más de 10 millones de hojas en una sola provincia. Los ciudadanos ricos y la familia real de Beijing tuvieron a su disposición varios tipos de papel higiénico suave, decorado y perfumado.

En las demás partes del mundo, el uso del papel como accesorio de limpieza era algo casi completamente desconocido. Hay varias razones para ello, pero la principal era que básicamente era imposible producir cantidades masivas y asequibles de papel. Después de siglos de utilizar agua, trapos, palos, arena, hojas, mazorcas de maíz, pieles de animales, finalmente un inventor estadounidense tuvo una genial idea.

Joseph C. Gayetty, nació en Massachusetts, Estados Unidos en 1.827 (no se sabe con certeza la fecha de su nacimiento ni la de su muerte). Fue un inventor estadounidense al que se le atribuye la invención del papel higiénico comercial. El primer papel de este tipo, y aunque unas pocas compañías lanzaron también sus propias versiones comerciales entre el 1.857 y el 1.890, no fue un producto de de uso común hasta la invención del papel higiénico sin astillas en 1.935 por la Northern Tissue Company.

Si bien su lugar de nacimiento figura como Massachusetts en los archivos, los registros del censo de los Estados Unidos de 1.860 muestran que Gayetty vivió en la ciudad de Nueva York gran parte de su vida.

La primera vez que comercializó el papel higiénico fue el 8 de diciembre de 1.857. Cada hoja de papel estaba fabricada a partir de cáñamo puro de Manila y tenía la marca de agua "J C Gayetty N Y". El producto original contenía aloe vera como lubricante y se comercializó como producto médico antihemorroidal.

En su momento, Gayetty fue tachado de curandero por al menos una sociedad médica. De forma tradicional, siempre se ha usado el aloe vera para ese mismo propósito, y hoy en día la ciencia reconoce la capacidad hidratante y antiinflamatoria de esta planta.

Publicidad Gayetty - por Findagrave.com

Sin embargo, su anuncio del mismo año llamaba a su producto "La mayor necesidad de la época" y advertía de los peligros de usar papeles entintados con pigmentos tóxicos en partes sensibles del cuerpo. Un anuncio distinto, también impreso en 1.859, mostraba que su negocio estaba situado en el 41 de la calle Ann, y que vendía 1.000 hojas por un dólar.

El nombre y el producto de Gayetty estuvieron involucrados en una demanda que se presentó en 1.891. La firma B.T. Hoogland's Sons, distribuidores de papel higiénico, presentó una demanda contra la Gayetty Paper Company, concretamente contra Harry K. Gayetty (hijo), por infracción de la marca.

Su denuncia se fundamentaba en que tenían derecho a usar el nombre de Gayetty debido a un impago. El primer encuentro en los tribunales falló a favor de la compañía de Gayetty. Pero años más tarde, en 1.894, volvieron a presentar una nueva demanda que en esta ocasión ganó B.T. Hoogland and Son.

Tras una apelación, finalmente en julio de 1.900, la Corte Suprema de Nueva York prohibió permanentemente a la Diamond Mills Paper Company y a Harry K. Gayetty usar el nombre de su padre en cualquier etiqueta de productos de papel similares.

Hay un anuncio de 1.900 de Nueva York, que muestra que B.T. Hoogland and Son estuvo distribuyendo el "Papel Medicado de Gayetty" con la misma marca de agua y dando crédito de la invención del papel en 1857 a Joseph C. Gayetty. Casi el mismo anuncio se publicó en inglés en 1.907. El producto continuó comercializándose hasta los años 20.

Comparte nuestra web

Si te ha gustado lo que has visto ayúdanos a darlo a conocer a más gente:

Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Pinterest